Criptoeducación

Criptomonedas, Altcoins y Tokens

Criptomonedas: Es un activo digital que se construye para funcionar como un medio de intercambio. Estos intercambios se realizan a través de transacciones electrónicas usando técnicas de cifrado con tecnología criptográfica para asegurar el flujo transaccional  la criptografía funciona como un mecanismo que permite a las partes transmitir de forma segura información entre sí a través de canales inseguros.

Criptomonedas Alternativas o Altcoins: se usa para referirse a las criptomonedas diferentes de Bitcoin o que se han creado como una alternativa al protocolo original. “el término se originó como una forma de llamar a aquellas criptomonedas que han copiado el código fuente open source de bitcoin”.

  1. Criptomonedas que provienen de una bifurcación (fork) de Bitcoin. 
  2. Grupo de Altcoins han construido su propia blockchain y creado una criptomoneda “Nativa”.

Tokens:Es una unidad de valor que una organización crea para gobernar su modelo de negocio y dar más poder a sus usuarios para interactuar con sus productos, al tiempo que facilita la distribución y reparto de beneficios entre todos sus accionistas. Un Token, es una unidad de valor. Comúnmente es emitido por emprendimientos fintech o relacionados con la el uso de una blockchain, para lo que pueden representar un activo o tener una utilidad en particular.

Que es el Bitcoin?

Para cortar algo de la confusión que rodea al bitcoin, necesitamos separarlo en dos componentes. Por un lado, tenemos el bitcoin como moneda, un fragmento de código que representa la propiedad de un concepto digital, algo así como un pagaré virtual. Por otro lado, tiene bitcoin como protocolo, una red distribuida que mantiene un libro mayor de saldos de bitcoin como moneda. Ambos se conocen como «Bitcoin».

El sistema permite el envío de pagos entre usuarios sin pasar por una autoridad central, como un banco o una pasarela de pago. Se crea y se mantiene electrónicamente. Los bitcoins no están impresos, como dólares o euros; son producidos por computadoras de todo el mundo, utilizando software gratuito.

¿Quién lo creó?

Un desarrollador de software que se hacía llamar “Satoshi Nakamoto” propuso el Bitcoin en el 2008, como un sistema de pago electrónico basado en pruebas matemáticas. La idea era producir un medio de intercambio, independiente de cualquier autoridad central, que pudiera transferirse electrónicamente de una manera segura, verificable e inmutable.

Hasta el día de hoy, nadie sabe quién es realmente Satoshi Nakamoto.

¿De que maneras es diferente a las monedas tradicionales?

El Bitcoin se puede usar para pagar electrónicamente, si ambas partes están dispuestas. En ese sentido, son como los dólares, euros o yenes convencionales, que también se comercializan digitalmente.

Pero difiere de las monedas digitales fijas en varias formas importantes:

1 – Descentralización

La característica más importante del Bitcoin es que está descentralizada. Ninguna institución controla la red Bitcoin. Lo mantiene un grupo de codificadores voluntarios y lo gestiona una red abierta de computadoras especializadas distribuidas por todo el mundo. Esto atrae a individuos y grupos que se sienten incómodos con el control que los bancos o las instituciones gubernamentales tienen sobre su dinero.

Bitcoin resuelve el «problema del doble gasto» de las monedas electrónicas (en el que los activos digitales se pueden copiar y reutilizar fácilmente) a través de una ingeniosa combinación de criptografía e incentivos económicos. En las monedas fiduciarias electrónicas, esta función la cumplen los bancos, lo que les permite controlar el sistema tradicional. Con el Bitcoin, la integridad de las transacciones se mantiene mediante una red distribuida y abierta, propiedad de nadie.

2 – Suministro limitado

Las monedas Fiat (dólares, euros, yen, etc.) tienen un suministro ilimitado: los bancos centrales pueden emitir tantas como quieran, y pueden intentar manipular el valor de una moneda en relación con otras. Los titulares de la moneda (y especialmente los ciudadanos con poca alternativa) absorben el costo.

Con el bitcoin, por otro lado, el suministro está estrechamente controlado por el algoritmo subyacente. Un pequeño número de bitcoins nuevos se generan cada hora, y continuarán haciéndolo a una velocidad decreciente hasta que se alcance un máximo de 21 millones. Esto hace que el Bitcoin sea más atractivo como activo: en teoría, si la demanda crece y la oferta sigue siendo la misma, el valor aumentará.

3 – Anonimato (relativo)

Si bien los remitentes de pagos electrónicos tradicionales generalmente se identifican (con fines de verificación, y para cumplir con la legislación contra el lavado de dinero y otras), los usuarios de bitcoins en teoría operan en semi-anonimato. Dado que no existe un «validador» central, los usuarios no necesitan identificarse a sí mismos cuando envían bitcoin a otro usuario. Cuando se envía una solicitud de transacción, el protocolo verifica todas las transacciones previas para confirmar que el remitente tiene el bitcoin necesario y la autoridad para enviarlos. El sistema no necesita saber su identidad.

En la práctica, cada usuario se identifica por la dirección de su billetera. Las transacciones pueden, con cierto esfuerzo, rastrearse de esta manera. Además, la policía ha desarrollado métodos para identificar a los usuarios si es necesario.

Además, la ley de algunos países exige que la mayoría de las casas de cambio de criptomonedas realicen comprobaciones de identidad de sus clientes antes de que se les permita comprar o vender bitcoins, lo que facilita otra forma de rastrear el uso de bitcoins. Como la red es transparente, el progreso de una transacción en particular es visible para todos.

Esto hace que el bitcoin no sea una moneda ideal para delincuentes, terroristas o blanqueadores de dinero.

4 – Inmutabilidad

Las transacciones de Bitcoin no se pueden revertir, a diferencia de las transacciones electrónicas con moneda fiduciaria.

Esto se debe a que no existe un «adjudicador» central que pueda decir «está bien, devuelva el dinero». Si se registra una transacción en la red, y si ha pasado más de una hora, es imposible modificarla.

Si bien esto puede inquietar a algunos, sí significa que no se puede alterar ninguna transacción en la red bitcoin.

5 – Divisibilidad

La unidad más pequeña de un bitcoin se llama satoshi. Es la cien millonésima parte de un bitcoin (0.00000001). Esto podría permitir micro transacciones que el dinero electrónico tradicional no puede.

¿Cómo funciona?

La red Bitcoin es una red peer-to-peer (persona a persona) que se ejecuta en un ledger (libro mayor) distribuido descentralizado llamado blockchain. Las unidades de moneda que se ejecutan en la red de Bitcoin se denominan bitcoins, que se utilizan para almacenar y transmitir valor entre los participantes de la red. A diferencia de la mayoría de las monedas emitidas por los bancos centrales, que pueden ser devaluados y manipulados, las bitcoins se emiten de acuerdo con un conjunto fijo de reglas para crear dinero sólido que no puede ser manipulado por una autoridad central o un actor malicioso. Los usuarios pueden comprar o vender bienes y servicios, enviar dinero a personas u organizaciones, o incluso extender crédito de manera rápida, segura y sin fronteras. El único requisito previo para acceder a estas monedas es una conexión a Internet y una clave privada que forma un par con claves públicas para proporcionar acceso a las monedas almacenadas en la red de Bitcoin. El acceso no autorizado a la clave privada de alguien es análogo al robo de oro de su bóveda.

¿Qué es el blockchain?

El blockchain ó cadena de bloques es una base de datos encriptada a prueba de manipulación protegida por criptografía (el estudio de la encriptación) que actúa como un libro contable que hace un seguimiento de los activos digitales. En lugar de ser mantenidos por un único servidor como las bases de datos tradicionales, las cadenas de bloques son descentralizadas y mantenidas por una red distribuida de computadoras en todo el mundo. Esta base de datos rastrea cada bitcoin en la red y cada transacción desde el primer bitcoin. Puedes pensar en Bitcoin como un sistema de contabilidad. A través del blockchain, se puede registrar transacciones y valores en forma digital en un libro abierto y distribuido.

¿Qué significa minar Bitcoins?

Cuando escuchas acerca de la «minería» de bitcoin, piensas en sacar monedas del suelo. Pero el bitcoin no es físico, entonces ¿por qué lo llamamos minería?

Porque es similar a la extracción de oro en que los bitcoins existen en el diseño del protocolo (así como el oro existe bajo tierra), pero aún no han salido a la luz (al igual que el oro aún no se ha desenterrado). El protocolo de bitcoin estipula que 21 millones de bitcoins existirán en algún momento. Lo que hacen los «mineros» es llevarlos a la luz, algunos a la vez.

Entonces, la minería de Bitcoins es el proceso mediante el cual se verifican las transacciones y se agregan al libro mayor público, conocido como blockchain, y también los medios a través de los cuales se liberan los nuevos bitcoins. Cualquier persona con acceso a Internet y hardware adecuado puede participar en la minería. El proceso de minería consiste en compilar transacciones recientes en bloques y tratar de resolver un rompecabezas computacionalmente difícil. El participante que resuelve primero el acertijo coloca el siguiente bloque en la blockchain y reclama las recompensas. Las recompensas, que incentivan la extracción, son tanto las tarifas de transacción asociadas con las transacciones compiladas en el bloque como los bitcoins recientemente lanzados.

¿Dónde se guardan los bitcoins y las otras criptomonedas?

Se almacenan em programas de software llamados billeteras o wallets digitales. Pero como las criptomonedas no existen en forma física no pueden ser técnicamente almacenados en ningún lado. Entonces lo que se almacenan son las “llaves privadas” utilizadas para acceder a tu dirección o “llave pública” de la criptomoneda. La combinación de ambas llaves es lo que hace las transacciones de las criptomonedas posibles.